En Qué Creemos

En Agape tenemos como prioridad conocer a Dios y darlo a conocer. Para ello, nosotros ponemos el énfasis en el estudio de la Palabra de Dios (la Biblia) y la divulgación de Su mensaje: que Jesucristo murió para salvarnos de nuestros pecados y Él nos ofrece el don de la vida eterna.


Valores y Principios de Fe

Creemos que la Biblia es la inspirada e infalible Palabra de Dios. Por lo tanto, nuestro centro hace hincapié en la exposición de la Palabra de Dios desde el Génesis hasta el Apocalipsis, línea sobre línea, precepto por precepto.

Creemos que hay un solo Dios eternamente existente en tres Personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Creemos en la omnipotencia de Cristo, en Su nacimiento virginal, en Su vida sin pecado, en Sus milagros, en Su muerte vicaria y expiatoria a través de Su sangre derramada, en Su resurrección corporal, en Su ascensión a la diestra de Dios, y en Su regreso personal en poder y gloria.

Creemos que para la salvación de la humanidad perdida y pecadora, la regeneración por el Espíritu Santo es esencial, y que el arrepentimiento del pecado y de la aceptación de Jesucristo como Señor y Salvador es la única manera de entrar en una relación con Dios.

Creemos, según la Biblia, que la iglesia no es un edificio ni una denomicación. La iglesia es el cuerpo de Cristo - son todos aquellos que han puesto su fe en Jesucristo para la salvación.


4 Leyes Espirituales

Primera Ley: Dios te ama, y tiene un plan maravilloso para tu vida.

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en El cree, no se pierda, mas tenga vida eterna." (Juan 3:16)

"Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia" (Una vida completa y con propósito). (Juan 10:10)

Segunda Ley: El hombre es pecador y está separado de Dios; por lo tanto no puede conocer ni experimentar el amor y el plan de Dios para su vida.

"Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios." (Romanos 3:23)

Tercer Ley: Jesucristo es la única provisión de Dios para nosotros. Solo en Él puedes conocer el amor y el propósito de Dios para tu vida.

"Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros" (Romanos 5:8)

"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6)

Cuarta Ley: Debemos recibir a Jesucristo como Señor y Salvador mediante una invitación personal (la oración de fe).

"Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios." (Juan 1:12)

"Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe." (Efesios 2:8-9)

"He aquí yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré en él." (Apocalipsis 3:20)

4leyesespirituales

laoraciondefe

La Oración de Fe

No importa cual haya sido la razón que te trajo a esta página web, si buscas alivio a tus problemas aquí lo vas a encontrar. Esta respuesta de esperanza se llama, Jesús. Todos le conocemos, pero pocos tenemos una relación personal e íntima con Él. Invítalo a tu vida y deja que sea Él quien tome el mando de tus decisiones.

Esto lo puedes hacer de manera sencilla por medio de una oración. La Palabra de Dios dice: “Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo, porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.” (Romanos 10:9-10)

Puedes recibir a Cristo en este mismo instante repitiendo la siguiente oración de fe: “Señor Jesús, yo te necesito. Reconozco que tú moriste por mis pecados. Te invito a que seas mi Señor y mi Salvador. Para que hagas de mí la persona sana y libre que tú quieres que yo sea. Gracias por entrar a mi vida. Amen.”

Si acabas de hacer la oración de fe significa que Él ha entrado a tu vida. Felicitaciones! De aquí en adelante empiezas una nueva vida en Jesús. Ahora depende de ti de seguir ciertos pasos para empezar a desarrollar tu relación con el Señor:

- Apártate del pecado - Asiste a una iglesia regularmente - Lee y permite que la Biblia te hable - Empieza una rutina de oración - Confía en las promesas de Dios - Testifica a otros de tu fe en Jesús

 

Inscripción Boletin Informativo

Inscribete y recibe notificaciones y material informativo de interés, que Agape para el Mundo tiene para ti.